jueves, 8 de octubre de 2009

DEFENSA POLICIAL


Hoy en día cada vez son más las leyes y obligaciones que los de “arriba” nos imponen. Y si no, recordemos unos años atrás.

No critico si es bueno o malo, simplemente que las noticias de la televisión y la prensa de estos últimos años no hacen más que informarnos de sucesos violentos, robos, asesinatos, secuestros, etc.

Por todo esto el trabajo de los Cuerpos y Fuerza de Seguridad no es escaso, últimamente las oposiciones a Policía y Guardia Civil son las más solicitadas por la gran demanda que hay.

Por ello hay que mentalizar a todos, de que no es un trabajo normal como pueda ser un auxiliar administrativo o un barrendero del ayuntamiento, también funcionarios, si no que se encargan de la seguridad del país y de que se respete y obedezca la Ley.

Es un trabajo nada seguro, en el que en cada segundo de sus vidas tienen que estar atentos y observando en todo momento lo que ocurre a su alrededor. Tienen que estar dispuestos y preparados a actuar en todo momento.
Por todo ello, necesitan una preparación tanto física como mental muy especial.

La Defensa Policial se encarga de preparar a estas personas.

Cuando una persona se encuentra con un problema en la calle, me refiero a una agresión o una amenaza, ésta puede ponerse muy nerviosa y simplemente tener miedo a enfrentarse a ella, y más estando armada, puede hacer mas daño del necesario, e incluso a veces terminar detenida por una mala actuación.

Detenciones, luxaciones, inmovilizaciones, cacheos, forma de engrilletar, movilidad del detenido, psicología, visión del entorno, etc.…, son muchas las técnicas y movimientos que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad deben de trabajar dentro de la Defensa Policial para realizar bien su trabajo.

El trabajo de Defensa Policial no se limita a realizar uno o dos cursos con un maestro cualificado, o lo poco aprendido en la academia. El trabajo de Defensa Policial se consigue con años de entrenamiento y trabajo, realizando día tras día trabajos por compañeros, situaciones reales.

Cada técnica requiere muchas repeticiones, para que, en el momento de realizarlas fuera de los gimnasios, no tengamos ningún problema. Así es, como verdaderamente se forja un buen profesional.

Felicito a todas las personas que necesariamente por su trabajo necesiten un buen entrenamiento policial, y tengan que pagarse un gimnasio para seguir su formación. A la vez animo a los de “arriba”, para que a sus trabajadores se les pongan más ayudas para adquirir lo que verdaderamente necesitan en su labor:

Una buena capacidad de trabajo de Defensa Policial.

4 comentarios:

Oz dijo...

Felicitaciones por tu blog, estás invitado al mío http:/artesmarcialesdelmundo-oz.blogspot.com
Un saludo, Oz.

Marco Antonio Garcia Hernández dijo...

Muchas gracias, difundir y enseñar Artes Marciales a veces no es tarea facil. Gracias a éste método, muchas personas de fuera de nuestro entorno pueden compartir y disfrutar lo que nosotros hacemos. Ojalá cada vez seamos más. Un saludo.

albertybelen dijo...

Hola Marco, soy Belén, siento mucho no poder apuntarme al curso de defensa policial, ya que esta vez me es imposible, pero si te soy sincera, tanto a mi marido como a mi, nos habría encantado poder asistir, así que nada, espero que hagas otro próximamente para poder hacerlo.
Un saludo y enhorabuena por el gran trabajo que haces, la verdad es, que es muy reconfortable saber que hay gente como tú, profesionales que nos ayudan y nos enseñan lo que el "C.N.P." no hace, para mejorar nuestro trabajo y seguridad personal en la calle.

Marco Antonio Garcia Hernández dijo...

Hola Belen,me alegro de que te acuerdes de nosotros. Seguro de que haremosotro curso, ya que éste está completo y hay bastantes personas que no pueden asistir. Así que para el próximo haber si nos podemos ver. Un saludo